By September 27, 2007 Read More →

Factor Miedo: Líbano y el estilo europeo del mantenimiento de la paz

Lebanese and Israeli troops exchanged fire

La fuerza de paz de la ONU liderada por Europa en el Líbano, conocida como UNIFIL, es la prueba concluyente, si alguna era necesaria, de porque es poco probable que Europa vaya a ser una superpotencia global.

Factor Miedo: Líbano y el estilo europeo del mantenimiento de la paz

Soeren Kern | Grupo de Estudios Estratégicos | 27 de Septiembre de 2007

Cuando la fuerza de 13.400 miembros fue montada justo después de la guerra entre Israel e Hizbolá el verano pasado, los europeos decían que su concepto del “poder blando” para el mantenimiento de la paz enseñaría a los Estados Unidos algunas cosas sobre la política global. Mientras que los Estados Unidos comienzan guerras, Europa las termina, o eso proclama.

Pero Líbano está hoy al borde del derrumbamiento político, un Hizbolá desafiante esta rearmado y hay constantes rumores de otra guerra con Israel. Mientras que el Líbano cae mas bajo dentro del caos, la propia UNIFIL se ha convertido en un blanco atractivo, de modo que ahora pasa la mayor parte de su tiempo intentando protegerse.

Esto plantea la pregunta: ¿Qué están haciendo exactamente los europeos en el Líbano?

No mucho, según la UNIFIL. En lo que puede ser la subestimación del año, la portavozde la UNIFIL, Yasmine Bouziane, dijo el 29 de agosto que la misión de la UNIFIL “no ha conseguido las metas indicadas, incluyendo las dictadas por la Resolución 1701 de la ONU”. Hablando probablemente a sus jefes políticos europeos, ella continuó: “Es esencial en este momento recordar que la misión primaria de la UNIFIL es restaurar la seguridad y la estabilidad en el Líbano del sur.” Y así es.

Pero ya que el consejo de seguridad de la ONU ha extendido justo ahora el mandato de la UNIFIL por otro año, este puede ser un buen momento para examinar el estado del juego europeo en el Líbano.

¿Hizbolá se prepara para otra pelea?

La mayoría de los analistas están de acuerdo en que la misión de la UNIFIL se ha puesto en peligro desde el comienzo. Aunque la resolución 1701 de la ONU, que terminó la guerra del Líbano en agosto de 2006, es inequívoca en su llamada para un embargo de armas, las reglas de intervención de la UNIFIL fueron manipuladas deliberadamente por razones políticas para evitar que la fuerza busque activamente las armas de Hizbolá. La carencia de un compromiso claro para desarmar Hizbolá es un defecto que Irán y Siria han sido rápidos en explotar: Han reconstruido el arsenal de Hizbolá mientras que los europeos se hacen los de la vista gorda.

En octubre de 2006 Terje Roed-Larsen, el enviado especial de la ONU para el Líbano, divulgó que “están llegando armas al Líbano desde su frontera.” Al siguiente abril, Walid Jumblatt, un alto político libanés contó a la televisión del al-Jazeera que los agentes de seguridad libaneses ayudaron a las guerrillas de Hizbolá a pasar de contrabando armas a través de la frontera porosa con Siria. En junio, Roed-Larsen advirtió al consejo de seguridad “sobre un alarmante y profundamente inquietante retrato acerca de un flujo constante de armas y elementos armados a través de la frontera de Siria.” Y en julio, el Jerusalem Post, citando la inteligencia israelí, divulgó que Hizbolá ha recibido desde Siria varios cientos de misiles de mediano alcance.

Pero las armas no son el único artículo en la lista de las compras de Hizbolá. El grupo ahora está construyendo una red de comunicación inalámbrica independiente en el Líbano meridional y en Beirut. Se han descubierto cables subterráneos que corrían paralelamente a los del sistema telefónico del estado, un hecho que naturalmente complicaría los esfuerzos de recopilar información sobre Hizbolá durante una futuraguerra.

Esto puede explicar porqué Hassan Nasrallah, el pomposo líder de Hizbolá, ha sido especialmente engreído recientemente. En julio él se jactó de que las guerrillas de Hizbolá poseen un arsenal de los cohetes que pueden alcanzar “cualquier esquina” del estado de Israel, incluyendo Tel Aviv. Y en un discurso en agosto que marcaba el primer aniversario de su “divina victoria” sobre Israel, él prometió que el estado judío haría frente a una “sorpresa grande” en cualquier confrontación futura con Hizbolá.

¿Apaciguamiento de Eurabia?

Mientras tanto, los europeos siguen siendo indiferentes, mejor dicho, duplicitos, en su relación con Hizbolá. Por una parte, Hizbolá ha matado docenas de europeos en asesinatos y bombardeos alrededor del mundo. Por otra parte, los funcionarios europeos rechazan unirse a los Estados Unidos, Canadá y Australia al no incluir a Hizbolá en su lista oficial de las organizaciones del terrorismo, un acto que impediría al grupo acceso a financiarse a través de las “caridades islámicas” en Europa.

Javier Solana, jefe de la política exterior de la UE, dijo en junio de 2006 que no había intención de agregar a Hizbolá a la lista del terrorismo porque la UE no tenía suficiente información para determinar si el grupo debe ser juzgado como tal. Para justificarse, Solana dice que el asunto es legal, y no moral, en su naturaleza. Pero en marzo de 2005 el Parlamento Europeo ha aprobado una resolución por 473 votos contra ocho, que manifiesta que hay abundante evidencia de que Hizbolá es una organización terrorista y pide que se tomen “todas las medidas necesarias para poner fin a las actividades terroristas de este grupo.”

¿Por qué son los europeos tan ambivalentes a hacer la cosa correcta? Miedo, miedo y más miedo, según expertos en una audiencia del 20 de junio titulada “Agregando a Hizbolá a la lista del terrorismo de la UE” patrocinada por el comité de los asuntos exteriores de la cámara de representantes de los EEUU. Los europeos son renuentes a llamar a Hizbolá como grupo terrorista porque temen represalias contra los intereses europeos en sus países así como en el exterior.

Los europeos tienen miedo de tomar una postura dura contra Hizbolá, pensando que sus tropas en el Líbano puedan ser atacadas. También tienen miedo de que Hizbolá (que se dice tiene operantes en cada país de la UE) pueda activar las células inactivas para realizar ataques dentro de Europa. Y también tienen miedo de incitar a los millares de jóvenes musulmanes desempleados que se encuentran en ciudades por todas partes de Eurabia debido a la inmigración. De hecho, el miedo de musulmanes enojados es tan fuerte que en términos prácticos el Islam ha establecido ya un veto sobre la política exterior europea.

El miedo también conduce la misión europea de mantenimiento de paz en el Líbano. En un cambio de circunstancias previsibles, las fuerzas de paz europeas enviadas a Líbano como observadores neutrales se han convertido en los protectores primarios de Hizbolá, en gran parte porque las guerrillas de Hizbolá ahora son las principales protectoras de las fuerzas de paz europeas. ¿Cómo es esto?

Después de un ataque en junio que mató a seis tropas de paz españolas, España comenzó a cooperar con Hizbolá para determinar quién mató a sus soldados. De hecho, el Primer Ministro español José Luís Rodríguez Zapatero, discípulo pos-moderno del culto del “diálogo constructivo” que también tiene miedo debido a las encuestas negativas de la opinión pública, ha decidido reclutar a Hizbolá e incluso a Irán para salvaguardar a las tropas españolas como manera de salvaguardar su propio puesto.

Entonces, el torpe Ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos se comunicó con su homólogo iraní, Manouchehr Mottaki, alabando al gobierno iraní por su “papel constructivo y eficiente en la resolución de crisis regionales.” Moratinos también describió como “positiva” su relación con Hizbolá. De hecho, después de una reunión secreta con agentes de la inteligencia española, que supuestamente prometieron que las tropas españolas se harían los de la vista gorda para que Hizbolá pueda rearmarse para su próxima guerra contra Israel, los guerrilleros de Hizbolá acordaron proporcionar “escoltas” para proteger a las patrullas de la UNIFIL.

Europeos Pos-Heroicos

Entonces, ¿Por qué los europeos enviaron sus tropas al Líbano? Porque el Líbano podría haber sido la oportunidad para que Europa se convirtiera en una superpotencia. Los Estados Unidos, que han decidido no meterse en el Líbano, han ofrecido una oportunidad para que los europeos se prueben como intermediarios honestos en el Medio Oriente. Y de hecho, los europeos se opusieron al envío de fuerzas de la OTAN al Líbano precisamente porque dijeron que sería demasiado americano.

Pero la UNIFIL de hoy, como muchas otras cosas europeas, es una cáscara vacía. Fue manipulada por europeos pretensiosos que, resentidos por el poder y la influencia de los EEUU en el ámbito mundial, piensan que pueden fingir ser una superpotencia solo por actuar en una parte.

De hecho, muchos europeos, evocando la experiencia americana en Beirut en 1983, asumieron que el Líbano probaría que las cosas estarían mejor si el mundo permitiera que Europa dirigiera las cosas. En cambio, el Líbano esta demostrando al mundo realmente de qué están hechos los europeos pos-heroicos. Porque, si algo se está demostrando en el Líbano, es que el gran talón de Aquiles de Europa es el miedo. Mientras tanto, los indefensos europeos están observando como Hizbolá se prepara para la próxima guerra.

Soeren Kern es Analista Principal de Relaciones Transatlánticas en el Grupo de Estudios Estratégicos. Siguelo en Facebook y en Twitter.

Enlace al artículo original:

http://www.gees.org/articulos/factor_miedo_libano_y_el_estilo_europeo_del_mantenimiento_de_la_paz_4515

Print Friendly
Posted in: Europe, Geopolitics

Comments are closed.